Leer pausadamente

Tengo una gran enemiga conmigo

me he encariñado a ella desesperadamente y

suelo abrazarla sin conciencia alguna.

A veces más de lo que puedo controlar.

 

Creo que me he librado un poco de ella,

pero en la soledad…  está conmigo

y … la abrazo.

Ella me hace aferrarme a la vida , para vencerla.

Y me lleva a desear la muerte como el fin de esa guerra.

Hace que busque la soledad, para mirarnos cara a cara, sin remedio.

 

Es tan cruel, tan inocente, tan profunda, tan fuerte o… tan débil.

 

¿A dónde me llevará este amor?

esta relación tiene cara de pregunta constante y punzante.

El sentido… el gran sentido, ese que solo parece ceder en el silencio.

 

Ella hace que le escriba a mi futuro en pensamientos constantes

pero describe mi presente en cada espejo de este sueño,

me toma del cuello como retándome a verlo entre líneas ,

parece que soy yo quien decide

pero ella es la sombra de la duda.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s